Belleza robada.







Hay personas que me llaman la atención.
No necesito conocerlas, sólo sus miradas se salen de la imagen.
Recall = 0; Image = 1.

A veces… A veces me pregunto qué hay detrás, a veces me pregunto qué intentamos reflejar con lo que vendemos de nosotros mismos. Existe realmente una estrategia inconsciente? Existe un branding personal?

Una cosa es lo que intentas asociar a tu entidad, lo que intentas transmitir, lo que intentas reflejar en cada uno de tus actos, en cada pose, en cada momento que vas a ser y ser visto… Crear una imagen consistente, creíble, aceptada por los demás y otra, a veces muy distinta, es el concepto que internamente tienes de tí mismo.

De pensamientos autodestructivos, sé un rato. De incongruencias, de debilidades, de dudas… Todavía más.

Al igual que en cualquier negocio, si lo que vendemos externamente no coincide con nuestra estrategia – consciente o inconsciente – a largo plazo, si fallamos al entregar esa promesa, si carecemos de consistencia al expresarla… Terminamos en bancarrota moral. En un circulo viciosamente autodestructivo.

Igualmente importante – y en según qué círculos, más – son nuestros partners. Mientras nosotros aportamos la base, ellos complementan o reflejan nuestros principios, añaden nuevos valoras y, en casos elegidos – que no abundantes – se convierten en la bala de plata que da el giro de 180º a todo.

Puede ser vital que gracias a mis asociados, me coloquen o me relacionen con esto o lo otro pero… La equity no se puede tomar prestada. Debe ser uno mismo el que la construya, el que integre todo eso para que forme parte de tu entidad.
No todos los partners son adecuados para dicho propósito: Sólo aquellos cuya estrategia se alinea con la nuestra, con los que una relación estable a largo plazo es posible, con los que la simbiosis es un hecho terminaran por hacernos crecer.

Tenga sentido o no aplicar lo poco o mucho que sé de Branding a la vida, me he levantado pensativa y contenta. A la vez.

Con ganas de escribir, de dedicarme un poco de tiempo a mí, a reflexionar…
Últimamente soy un mar de dudas y agobios. Y de alguna manera, tengo que ponerle punto y final.

Anuncios

Una respuesta a “Belleza robada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s