Some reasons to be happy.

Super Clau!!!

El viernes, fue un día genial, con sus imperfecciones – como todo en la vida – pero great overall.

Y en lo profesional, aunque siga sin enterarme de nada, estuve presente cuando Jacob, un megaexperto de 37 años, tan freak como encantador y dispuesto a ayudar, en todo, abría el dispositivo en el que ha trabajado tan duro durante tanto tiempo.

Apareció tan contento en la oficina, con una tirita en el brazo, tras la extracción de sangre y un taladro inalámbrico en la otra y se acercó a mi mesa, donde, aislada con la radio de Hed Kandi andaba perdida en mis pensamientos típicos de no entiendo qué tengo que hacer ni cómo.

– Claudiaaaaaaaaaaaa!!! CLAUDIAAAAAAAAAAAA!!!

– wiii wiii ( taladro en mano)

– Ahora no habrá tornillo que se me resista 😀

– Venga vamos, que como nos pille Per-Erik, la liamos… Estás autorizado a hacer esto?

– La verdad… Es que no lo sé… Ni me importa, qué c***!!!

Y tan contento, lo abrió y me lo explicó. Su bebé, su sueño que empezó como en transparencia .ppt y sugerencia loca al management, convertido en realidad.

Estaba tan contento, que me contagió verlo... No sé, se lo merece, más que nadie. Tiene esa pasión en lo que hace, esa alegría, ese empuje, esa sapiencia. Lo admiro y envidio, a partes iguales.

Y bueno… No sé si había hablado de ello, ni si debería, pero a Jacob le diagnosticaron cáncer de intestino, hace un mes.

Fue un mazazo, no supe qué hacer ni decir, ni cómo comportarme, si preguntar, si no… Las social patterns en Suecia son muy diferentes y bueno, tampoco llevaba ahí demasiado tiempo, anyway.

Las semanas, sin embargo, han pasado rápido, casi tanto como las pruebas que el pobre, lleva encima – y las que le quedan porque el día D a la hora H – 3/11 – le operan en el Karolinska Institutet. Y ahora, me siento más cómoda para actuar tal y como soy.

El jueves, le pregunté por cómo iba todo y bueno… Le habían encontrado – también – el apéndice inflamado – genial, preguntas para ver que tal… Y no es mal, sino peor. Pero bueno, en lugar de callarme y desaparecer, intenté decir algo agradable, sonreir y añadir que, cuanto más sepan, mejor. Él, parecía tranquilo, a pesar de que… Los resultados principales le serían comunicados el viernes.

Y en viernes estábamos no? Pues un email – como siempre – apareció en la inbox, pero en vez de dåliga no podían ser mejores nyheter!! El tumor no está extendido, sino contenido!! Así que bueno, todo continúa por el camino más soleado posible.

Un poco más tarde, decidí comunicarle a Ola – mi mentor – mis sentimientos de perdición y creciente desesperación:
– Leo lo que me das y lo entiendo, pero no sé… No sé cómo conectarlo con lo que tenemos que hacer, no sé dónde está el límite, no sé, have a really hard time to get THE whole picture of it!

– Te entiendo, Claudia. Ten paciencia, Claudia. No puedes estar igual que los demás, es muy pronto. Y esto… Durará. Todos aquí han trabajando en cosas más o menos relacionadas un mínimo de 10 años… Es muy difícil que, desde el principio, enganches. Lo que hiciste last week, estuve genial, me ayudaste mucho, así que, poco a poco, encontraremos tanto tú como yo, tu sitio.

Consuela, oir el yo me siento igual cuando estoy en tu situación, te entiendo perfectamente de aquel a quien te pasas el día molestando. Y con esas, nos fuimos a la fika de los viernes – día oficial de no trabajar, a que Per-Erik (esta semana le tocaba a él traer la tarta).

{La fika de los viernes, suele ser un peñazo done todos comen bollos sin hablar – o hablar únicamente del trabajo en sueco – mientras nos miran con caras raras a mí y a mi Granny Smith.}

Per-Erik, trajo mandarinas – detalle que aprecié con alegría, para que yo tuviera algo diferente. Pontus, Stafan y Robert comentaron la fiesta del jueves tarde – un efterjobbet organizado por mi querido sambo y su departamento con cervezas y vinos a 20:-, banda de rockeros a tiempo parcial y demasiados ingenieros borrachos. Björn, junto al que está mi desk, me contó algunas de sus aventuras con Tomas en Japón y mencionó su next-week’s trip to Canada.
Not bad huh? ;D

Luego, otro ratico de fikapaus con Maria Elena, pelando un poco en castellano.

Y a las 16 me piré, con las horas de la semana más que completas y ganas de Kandi

Tras la fiesta y el largo camino a casa, he dormido 7h, del tirón!! Eso que es un regalo para esta insomne crónica!! Pero… Levantarte y que el sol brille en Stk, lo es más.

De paseo – y algunas compras intermedias, de esas que no se resuelven entresemana, como siempre, hasta el Samba Sushino, no tengo acciones allí.


Calidad para todos los bolsillos!!! Sobretodo, con el taquico de rikskuponger – tickets de la comida 😛

Bastante hambrienta, esperaba mi querido sashimi…

Cuando aparece el mozo con un shirazi y un sushi

– Jolín… Que era sashimi lo que había pedido! :_(
– Dios!!! Lo siento, ahora te lo traigo.

Se lleva el sushi y vuelve, inmediatamente.

– A éste, invita la casa 🙂

– Ala… Muchas gracias!

Los ojillos de Enrique, tan brillantes como en unboxing de ayer:

Planeando crackear historias…

Y del paseo de después, no hay fotos, pero sí esa sensación de caminar en la oscuridad, observar la calidez de la luz, la gente, el tintineo acompasado de copas y platos en los restaurantes que contrasta con las caritas de ángel que ilusionadas & totalmente producidas emprenden el sábado noche, trotando sobre andamios para mantener el calor en el cuerpo.

Cada uno ha tenido lo que que quería, cena tranquila y reflexión, craqueo o fiestón… Eso es lo importante, no? Elegir con el corazón y que los puntos, se unan solos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s