Where are… You?


Las body butter son uno de mis muchos placeres ocultos y bueno, tras un finde de – sólo pisar la calle en sábado noche – pasarme encerrada en casa, escribiendo assignments, he pensado que bueno, it wouldn’t be bad to indulge myself a bit, huh?

Así que, el lunchbreak se ha convertido en Body Shop visit.

Junto a la manteca de cacao, me he hecho con un lipbalm, que con esto del frío – el sábado noche -4ºC que me tocó aguantar con calzas leopardunas – seguro que viene bien…
Y un aceite esencial, a ver si consigo dormir por las noches.

La cajera, muy simpática, con cantarina voz de sueca me ha terminado convenciendo, para que dejara el cacao de cacao – valga la redundancia – y me hiciera con éste, el de karité que huele casi igual, está de oferta – 2×1 oiga – y además, apoya a las mujeres maltratadas.

Curioso packaging.

El cartón, se parte por la mitad de manera que, hay uno para tí y otro, para ese amig@ especial… Lo irónico de la historia – o lo triste, más bien – es que, tras haberme pasado el día intentándolo… No tengo a nadie cerca, en mis weekdays a quien sienta, de corazón, ganas de soprender.

Y me acuerdo, de los labios ultra cuidados de Dani; de la adicción a los potingues de Nelia; del descuido – que siempre viene bien llevar uno encima – de Vero y sólo…

Sólo me quedan eso, recuerdos.

Pero bueno, en lugar de ponerse triste, es mejor machacarte en el gym, hasta que no puedes más… Para llegar a casa y ponerme a mirar los billetes del AVE que anuncian mi llegada el 19!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s