Tú, piensa que estás sola en el mundo.

Losing faith, gaining weigth.

Hoy he tenido meeting con mi healthcoach, Caroline. Me gusta hablar con ella, contarle mis historias, reflexionar… No sé, sonrie, me anima, todo parece más fácil.

Llevo una temporada bastante hundida, la verdad. No hay nada que tenga sentido en mi vida, no le veo el lado bueno y pienso, sinceramente, sin dramatismos, que no hago más que causar problemas a todo aquel que me rodea y que todo, sería mejor sin mí.

En fin, reconociendo mi estado como obviamente depresivo, intento cambiarlo. Intento encontrar en el fondo de mi corazón qué es eso que me falta, para darle sentido a todo. Pienso que, estudiar algo que realmente me guste, something design-related, you know?, que me permitiera dar el cambio de timón que necesito, ayudaría y bastante.

Me pasé cinco años, trangando quina para conseguir ese trabajo seguro, dorado, soñado, en la gran compañía, con el buen sueldo y maravillosas condiciones. Lo tengo, y? Estoy más triste que un haba.

Voy a seguir el resto de mis días así, pero con un piso en el objetivo? Y qué pasará cuando lo consiga? Que me la sudará, porque las posesiones no le dan sentido a nada.

No como esas cosas bellas, útiles, esas… Que cambian el mundo.

Quizás debería haber hecho diseño industrial o arquitectura, web o gráfico, copy…Quién sabe. Pero quizás esté a tiempo de cambiar mi suerte. Sólo quiero sentirlo dentro, escuchar a mi corazón hablar claramente y… Cuando lo sepa, igual que sabía que Enrique era para mí, ir a por ello, con paciencia pero a por todas, como siempre.

Comunicándole mi pequeña gran ilusión a la única con el poder de destruir todos mis sueños me hallaba, cuando he recibido el mazazo de realidad que necesitaba:

– Hagas lo que hagas, decidas lo que decidas, piensa que estás sola en el mundo. Así que cuenta sólo, contigo misma.

Es suficientemente difícil tomar la decisión de un cambio así, como para encima, tener que enfrentarlo sola. Bueno es saberlo. Sabes de lo que me arrepiento? De haber malgastado el dinero en un puto billete de avión. Mejor empezar a ahorrar, no? Además, para qué coño volver? Para qué pedir vacaciones? Estoy sola, no?

Mejor quedarme en mi mundo de hielo, pues las ostias en la nieve… Siempre dolieron menos que las puñaladas maternas.

Anuncios

10 Respuestas a “Tú, piensa que estás sola en el mundo.

  1. Clau, las mamis ahora son asi de sincerass, y hacen que te des el ostion, aunque a veces viene bien. Si has llegado hasta aquí, puedes llegar a donde tu quieras y lo sabes.. Beso fuerteLore o ciberlore o ducky86

  2. Va!! intenta ser positiva, es que piensas que cualquier otra cosa es mejor, y eso tampoco es. Si seguro que haciendo arquitectura o diseño estarias agobiada por no tener trabajo, por las malas condiciones (horario, vacaciones) al depender de proyectos, o porque no puedes montarte un estudio…y no estarías contenta.Seguro que tu trabajo/vida tiene cosas buenas!!! Y no te planteas hacer oposiciones?? el trabajo será una kk pero saldrías a las 15:00y tendrías toda la tarde para bailar, pintar…

  3. Ey Claudia, ánimo. Las horas tienen los mismo minutos que tenían cuando empezastes la ingeniería. Tranquila.. y recuerda que no hay una respuesta única y definitiva cuando se toman decisiones difíciles.Lo que tienes es un don, que no todo el mundo puede tener esa creatividad y originalidad.

  4. Pues yo paso de darte ánimo. Chica, no tienes ni idea de lo que es la vida. Tienes un trabajo genial, en un sitio que es la leche, has viajado, estás viviendo una experiencia en el extranjero, tienes una casa en la que vives al lado de la persona que quieres. Ehhhmmm… Dónde quedaría el desánimo en todo esto??En lo que te diga tu madre?? CRECE¡¡¡ Vives de lo que ganas y fuera de tu casa… a miles de km¡¡¡Que empiece a sudártela que ya es hora.Y aprende a apreciar lo que tienes que tus palabras suenan a niña mimada que no sabe ni lo que tiene ni lo que quiere.

  5. Probablemente, tengas razón.Gracias por intentar que reaccione, pero es más conmigo misma contra la que luchar, que mi mamá siempre está ahí y lo de ayer, fue un malentendido. Ella se refería a que decidiera contando sólo con lo que YO pienso, aislándome del mundo.Tú tampoco sabes lo que es vivir aquí, no lo flipes tanto con “Estcolmo es la leche” y cuando lleves camino de tres años aquí, me lo cuentas (que te miren como si fueras basura cuando vas a abrir una cuenta en el banco, que te esijan ir con el jefe de tu jefe para que vean que tienes un trabajo en una multinacional y que tú, eres tú, porque tu jefe no sirve que para eso es de origen americano… Entre millones de cosas, NADA es tan ideal como parece desde fuera)Y no me llames malcriada, quejicas si acaso, pero… Cuando sepas lo que es trabajar a tiempo completo y soportar la presión de “tengo que aprobar esto porque si no terminamos en la calle” me lo cuentas, también. El no tener tiempo, el pasarte los findes con assignments, el que nunca sea el momento de hacer lo que quiero y correr de una obligación a otra, sin descanso. No tienes ni puta idea, me parece a mí, de mi lucha diaria. Así que lo de malcriada, no, gracias.

  6. Claudia siempre te leo pero nunca me había atrevido a comentar.Soy alfie, del foro vogue, te leía cuando entrabas (hace años… jajaja) y te he seguido la pista porque siempre me has parecido una tía muy interesante. Va totalmente en contra de mi forma de ser escribirle a alguien que no me conoce pero… te veo mal, y aunque no quiera reconocerlo, leer tu blog ya es un poco parte de mi vida, así que me siento con el ridículo derecho de animarte.La verdad, no me da nada de vergüenza decirte que te admiro, que me encanta entrar en tu blog para saber qué es lo que te ha pasado en los últimos días, para admirar lo bien que escribes y lo persistente, inteligente, fuerte y disciplinada que eres.Cuando estoy harta de estudiar, y pienso que lo que hago no tiene sentido, leo tu blog y me inspira para continuar, para ser todavía más cabezota y más insistente.Cuando estoy agotada y no me apertece ir a spinning tras una maratoniana tarde de estudio, leo esas entradas en las que cuentas que no has parado en todo el día, que estás a bajo 0 y que qué ilusión te hace poder evadirte un rato en el gym o con unas fresas…A veces los árboles no te dejan ver el bosque, y estás tan sumido en tus agobios que no le ves salida pero, desde que te leo, jamás he dudado de que, con lo increiblemente curranta y talentosa que se te ve, vayas a triunfar. Hazme caso.No me voy a enrollar más, solo quiero que sepas que hoy, por primera vez desde que te leo, no estoy de acuerdo contigo en dos cosas:En primer lugar, la vida de los demás no sería mejor sin ti. Yo me desanimaría mucho más sin leerte, y no te conozco, así que imagínate como de triste sin ti sería la vida de los que te quieren.Y, por otro lado, no estás sóla en el mundo… al menos siempre habrá algún otro control freak que, desde un piso de estudiante en Madrid, se anima a comentarte cuando te ve mal.Un beso y ánimo, Fátima.

  7. Claudia, con 18 años aprendi yo esa leccion. Despues de 18 años de haber sido una princesita, como a mi me gusta decir, de esas que lo tienen todo y que no tienen que preocuparse por nada, me di cuenta de que en este mundo me tenia yo a mi misma… y gracias. Me di cuenta de que, aunque quiera muchisimo a mi familia y mi familia me quiera a mi… quiza un dia ya no estaran. Me di cuenta de que todos mis amigos y posibles novios y conocidos no eran mas que eso, gente que me encontre en la calle y que un dia bien podrian decidirse por su ombligo y dejarme a mi de lado. Fue muy duro, durisimo; sin entrar en detalles, no te quieres imaginar lo mal que lo pase.Pero aprendi a vivir con la verdad, como bien dices tu “con ese mazazo de realidad”. Y, aunque no te lo creas, una vez lo racionalizas y lo aceptas se vive mucho mejor. A partir de ahi todo esfuerzo empieza a ser para ti y paranadie mas, porque al fin y al cabo, si no te cuidas tu misma quien te cuidara? Cada error sera tuyo y solo tuyo pero… tambien lo sera cada triunfo.Un par de años despues el padre de la princesita decidio que ya no le gustaba ser padre de familia y desaparecio sin dejar rastro, dejando a la princesita y a su madre solitas y sin donde caerse muertas. Hace 4 años de eso. La princesita salio adelante luchando por si misma y ahora es una mujer (creeme que lo es, despues de todo lo que ha pasado!). Y cuando su madre estaba hundida, cuando su madre pensaba que ya no habia esperanza le dio “un mazazo de realidad”.Mi madre lloro, lloro y lloro. Primero no lo entendio, luego lo entendio y lo paso muy mal y ahora me lo agradece como si yo le hubiera dado una especie de piedra filosofal.Con esto te quiero decir que la verdad duele, pero que si le dedicas un tiempo a darle vueltas le veras la gracia y veras como todo tiene mucho mas sentido. Y lo que es mejor, al hacerlo te estaras haciendo mas fuerte y mas RESISTENTE -no porque que digas ‘what the fu***’ sino porque pensaras ‘cosas peores hay en la vida… como estar solo de verdad porque ya no hay nadie a tu lado’. De momento, aunque la triste realidad es que al final solo estareis tu y tu misma, tienes mucha gente con la que contar. Y eso, unido a todo lo demas, es grande!

  8. Tú si que no sabes lo que yo he vivido. Sé lo que es trabajar a tiempo completo, tan completo que suelo hacer 12 y 13 horas. Sé lo que es no llegar en timings y tener presupuestos de millones de euros en las manos. Sé lo que es legar sola a una ciudad que no te gusta y arreglármelas sacando cojones (¿Sabes lo que es?). Sé lo que es comer arroz para llegar a fin de mes y sopesar si salgo de fiesta o cambio de abrigo.Sé lo que es estar en paro sin un duro.Y aq no estoy en Estocolmo si que tengo allí a dos buenos amigos que están currando y les encanta la ciudad, han hecho miles de amigos y tienen un trabajo estupendo y bien pagado y oh… ¡¡Son Españoles!! Nena, no me meto contigo, solo digo que muchas veces no son las circunstancias, si no la actitud de las personas lo que hacen que las cosas vayan mal.

  9. Gracias, así me doy cuenta de lo afortunada que soy, de lo que me gusta quejarme y de que no hay ningún problema del que preocuparse en mi vida más que el relacionado con mi propia salud – o mejor dicho, la falta de la misma – mental.Depresiva, malcriada… y todo lo que pienses de mí, conseguir las cosas no es siempre cuestión de suerte y la verdad, me gusta pensar que si estoy aquí, es porque, algo, he luchado.Enhorabuena por ser tan fuerte y por haber salido de tantas penurias. Admiro profundamente a las personas que reaccionan así, en lugar de estancarse, aunque lamento lo mucho que me desprecias.Quizás lo merezca, who knows.Simplemente intento resolver mis propios problemas lo mejor que sé, sinceramente, yo también odio ver esta cara triste, reflejada en el espejo maöana tras maöana, esta desmotivación y esta desgana. Me pregunto el por qué? Y no hay respuesta.Intento cambiar, pero no funciona… Por eso, mi estrategia pasa por cambiar lo que hago, buscar esa oportunidad algo más creativa, a ver si consigo que me llene. Y dejas de leer quejas. Y de enfurecerte.PS: De lo de vivir en Estocolmo y hacer millones de amigos… En fin, me ahorro los comentarios, pero podría darte una lista de emails, por si quieres encuestar sobre lo sociales que son los suecos, sobretodo, en invierno y con gente que no hable su idioma. El sueco es un muro que te aleja, guste o no. Y te lo dice alguien que se ha pasado mucho tiempo intentando hacer amigos, alguien que no piensa moverse de aquí, porque todo es, más fácil. Es complicado entrar, la verdad, pero hay otras cosas que, como bien dices, compensan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s