Vuelva usted mañana.

Me he levantado a la 6:30.
Me he plantado en comisaría una hora después.
Me he cabreado al ver que ya no sirve de nada madrugar pues sólo atienden con cita previa.
Me he desesperado durante casi dos horas de parón frente a la puerta cerrada.
Me he arrodillado, suplicando ayuda a la inmigrante que sólo consigue citas previas para cuando está de vuelta en su país de residencia.
Y me han atendido.
Lo triste de todo esto es que… Si pasarme no era el problema, a qué vienen tantos comentarios?:
– Mi pasaporte es válido, se encuentra vigente pero necesito que me lo renueve porque…
Pero entonces no hay nada que hacer!!! (interrumpe)
– Me puede dejar terminar por favor??
{{silencio}}
– Gracias. El gobierno sueco sólo aceptará como válido un pasaporte expedido a partir de Septiembre del 2006 (cuando creo que comenzaron con el RFID embebido en el cuadernillo) para hacerme el DNI sueco.

– Pero aquí no hacemos DNIs suecos!
– YA. Pero yo sólo necesito que me lo renueve, por favor.
{se pone a trabajar y me indica que apoye el dedito}
– Pero qué eres? Tienes doble nacionalidad? Tu eres española o sueca?
– Yo? Española.
– Pues entonces no te van a hacer ningún DNI sueco.
– Claro que no. Eso será algo de extranjería – añade la de la mesa de al lado – que los DNIs no se dan así como así.
– Evidentemente, tienen ustedes toda la razón, habré entendido mal cómo funciona el país en el que llevo viviendo 3 años…

{como a los locos, dejálas estar}
Un rato después, mientras andaba de vuelta a casa, triunfal con el pasaporte en el bolsillo y rumbo a mi hermana & su faraona (aka Ra, Rubén o el maestro del objetivo que retrató a mi Vero en su lado más dulce…) seguía medio dormida.
En mis ensoñaciones semiconscientes, no conseguía quitarme de la cabeza lo mucho que pierde la gente el tiempo en este país. Siempre preocupándose de lo que hace el otro (más que de uno mismo), pendientes de si respiras, de si gastas, de si comes, de si compras, si vendes, si te casas, si haces algo raro, si vistes, si eres diferente o si… Cualquier otra cosa que puedan señalar.
Siempre hay alguien listo para compartir su opinión contigo. Opinión que, la mayoría de las veces, no es requerida ni deseada. Pero bueno, ahí queda no? Que por algo tenemos libertad de expresión.
Tu libertad termina donde empieza la mía… Creo que si la mayoría se ocupara más de sus asuntos creo que, otro gallo nos cantaría (como buena E’pañola, ahí queda la mía que, obviamente, nadie ha pedido :P)
Anuncios

Una respuesta a “Vuelva usted mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s