Pascua de Resurrección


Supongo que es fácil imaginar, pero difícil entender hasta que punto duele el estar separadas. No son grandes cosas, las que echas de menos, sino el pasear, ir a ninguna parte, sin tan siquiera hablar. Simplemente estando bien, como sólo se puede estar con mamá.

Suerte que tenemos estos ‘intensivos’ en los compartimos desayuno, cama, sbagliato y ampollas al acabar el día. Suerte que ahora tengamos salud y tiempo, que aprovechar en comunidad. Porque no me cansaré de decirte la paz tranquila de la que llenas mi, a veces atormentada mente. No voy a dejar de ser pesada, porque veo también en tu cara, la misma felicidad.

Tres días sobran, para insuflar energía y renacer, buscando esa nueva oportunidad. Eres la mejor, una fuente de karma positivo e inocente bondad. No es que seas mi madre, es que es la puñetera verdad.

Anuncios

Una respuesta a “Pascua de Resurrección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s