Kōkyo Higashi Gyoen

El jardín del Palacio Real, visible desde nuestra habitación, estaba lleno de flores rosas. Ni rastro de hamami (la flor del cerezo) pero aún así, isita obligada en el único día en el que no llovió a cántaros.

Una sucesión de muros, lagos y jardines que te transporta al pasado además de sevir de oasis de calma en el medio de tanta agitación.


Desde nuestra habitación.


Entrada al jardín.


Lost in a pink world.


Capturando la magia a golpe de acuarela.


Sol… Finally!

Big bamboo.


Grulla extendiendo las alas.


The Diet. Irónicamente, el edificio del gobierno tiene nombre de operación bikini.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s