Tokyo Shopping.

Hoy celebramos el día nacional sueco con nuestra vuelta a casa. Por fin, en Estocolmo. Un sol radiante, la gente en la calle disfrutando de un Lunes festivo y nosotros, reventados deshaciendo maletas y poniendo en orden todo el papeleo que nos esperaba en casa.
Nevera vacía, macetas resecas, mucha ropa sucia y mil bolsas en las manos. Tan atontados, que se nos ha olvidado el traje de Enrique (incluyendo la americana fucsia que el calorazo Vienés no me dejó llevar) en el Arlanda Express. Menos mal, que estamos aquí, en un país honrado. Porque no ha sido más que cuestión de acercarse a la oficina y allí estaban, esperándonos.
Parecía que no había comprado nada. Que el controlarme con la NEX-3 en marrón chocolate (la dejé ahí, aunque sea la cámara de mis sueños) para ir ahorrando, combinado con la falta de espacio libre en mi pequeña maleta (acarrear con ropa para 10 días + abalorios/secador/plancha para la boda) equivalía a no comprar casi nada. Pero bueno, siempre caen chorradas, que al final, son las que más compensan.
My shopping snapshots.

Kombu & atún desecado, para un buen Dashi casero. Chips de glutamato, para la OB’11. Fiambrera mona, para animar los días grises de oficina.
Clásicos Gal.


Pajarita de colegiala & J-POP (AKB48, Kara y Girls Generation… Me quedé con las ganas!)

Tocado de Paris Kids (la tienda más barata de complementos en Takeshita Dori, Harajaku). Pestañas de Dolly Wink, una marca creada por una Gal famosa.


Más pendientes y tocados/horquillas de Paris Kids.


Ropita para Barbie procedente de la tienda de manga más grande en Akihabara.


Gachapon prize!

TOPSHOP sandals – la única tienda con zapatos de mi número.

La locura de Shibuya 109, el must-go para encontrar looks Gal.

Yo salí de Jungla 109 con mi bolsa rellena de “one size only” pieces y conjuntos pre-fabricados. Lo publican en Popteen, lo lleva el maniquí y la dependienta. Todos igual. Sin variación posible más allá de la persona que lo lleva. Es tendencia, no? Pues todos igual 😛 Merece la pena mencionar lo gracioso que es comprar conjuntos con “set-discount” así que, cuanto menos piensas, más ahorras – todo ventajas. Pero bueno, llevarte algo Kawaii tiene su gracia, especialmente cuando vas a pagar y te sacan una prenda nueva, perfectamente empaquetada, que nadie se ha probado nunca… Del almacén.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s