Lamoraga

Tras levantarte a las 6:30, chuparte 2h de bus, otras tantas de espera y 4 de vuelo, llegas a Málaga. Cuesta un rato conseguir el coche de Hertz, pero cuando te desplomas en el camastro del Suite Novotel… Todo cambia de color.

Salir a dar un paseo, disfrutar del sol, del calor, de la alegría de la gente hasta que llega la hora de cenar y decides darte un trato especial. Para empezar las vacaciones, con buen pie: Lamoraga, de Antonio Martín.

Vista de La Malagueta

Pistacho y blanco.

Eligiendo entre el amplio menú.

Gazpacho de cereza

Foie, queso y manzana = Enrique babeando

Ternera Tataki. Hoy he sentido vergüenza, por no saber lo que es la “pipirrana” y dominar conceptos como ‘tako’ y ‘tataki’

Vieiras, calabacín y serrano. Así, sí.

Un gran sitio con el que tomar contacto con el Sur. Muy recomendable para quien pase por la ciudad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s