All in the wrapping


Nice, huh? Pues no habéis visto la bolsa… Eso sí que era de flipar.

Será la subida de sueldo en Tokyo o la soledad marital, el caso es que empiezo a actuar de manera asiática en lo que se refiere al consumismo.

En Tokyo, no se trata de comprar, ni de tener. Todo se centra en “la ceremonia”. Sea barato o caro, en Dior o en el
Supermercado, todo se empaqueta con sumo mimo y se tiende al cliente cual regalo.

Es bastante normal (tiendas monas de decoración asequible como francFranc) que el dependiente aguarde en la puerta, prepardo para la reverencia y ofrenda de bolsa a dos manos, que con el mismo respeto debes aceptar.

Así que una lección más de esta sociedad. La de tomarte el tiempo que cuesta hacer las cosas bien y dar gracias, porque cada momento es un regalo a disfrutar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s