La Furia de la Naturaleza


El cinturón de fuego del Pacífico.

Supongo que la mayoría recordáis el terremoto de Tōhoku, que en Marzo de 2011 causó un Tsunami que ocasionó la tragedia nuclear de Fukushima Daiichi, de la que todavía oímos hablar en los medios de comunicación. El año pasado también tuvimos un gran terremoto en España, que dejó el pueblo de Lorca gravemente dañado.
Sin embargo, hay grandes diferencias entre ambas tragedias, siendo la mayor que los terremotos son el pan nuestro de cada día en el país del sol naciente. Como muestra la imagen, Japón es una isla muy alargada (en la parte superior izquierda, marcada como Japan Trench) que se sitúa en el borde de la Placa Pacífica, que es la placa tectónica situada bajo el Océano Pacífico.

En los puntos donde dos placas se juntan, se forma una zona de subducción. En estos puntos, dos placas litosféricas convergen, colisionan, y una de ellas (la de mayor densidad) se introduce (subduce) bajo la otra. Esto genera una gran depresión en el suelo submarino así como a una intensa actividad sísmica provocada por las tensiones, compresiones y rozamiento entre las dos placas.


De ahí que los terremotos (地震) sean algo más tradicional en Japón que las geishas. Por eso son  los edificios tan nuevos (se reconstruyen cada cierto tiempo, pues cuanto más avanza la ingeniería, más resistentes son a los movimientos sísmicos) y resisten agitaciones tan extremas como las del año pasado.

El problema de los terremotos es que a veces, tienen lugar en medio del mar. No afectan construcciones, ni son casi perceptibles a simple vista, pero pueden desplazar grandes masas de agua y generar la temida ola gigante también llamada tsunami (津波).

Un tsunami es algo más complicado de entender, que requiere cierta comprensión acerca de los mecanismos de propagación de ondas en fluidos. Sin embargo, puedes pensar que un fondo que se desplaza de repente mueve el agua sobre él, genera una especie de ola que al llegar a la costa rompe y lo destroza todo. Al entrar en una zona poco profunda, la onda superficial reduce su velocidad de propagación y mientras que su amplitud aumenta, para mantener la energía constante (wave shoaling). Por mucho que se intenten prevenir las tragedias con mecanismos de aviso (TWS) lo cierto es que si algo así se acerca, es bastante complejo huir a tiempo.

De tsunamis a tifones (台風). En Japón, la temporada de tifones es tan normal como en Suecia lo son las nieves invernales. Probablemente por estar situado en medio de la Intertropical Convergence Zone, donde se juntan los vientos del hemisferio norte con los del sur, las lluvias infernales son el pan nuestro de cada día durante un mes al año.

De hecho, cuando hay riesgo de tifón te mandan a casa, porque nadie puede asegurar que ni tan siquiera te sea posible volver a casa caminando. Tampoco podemos tener mobiliario en el balcón, debido al riesgo de que salga volando arrastrado por un vendaval tropical.

Para terminar con las fuerzas naturales, queda un favorito de todos los enamorados de Hawaii: Los Volcanes. Mi favorito es Fuji-san. Por precioso que parezca, ha sido el causante de las masacres más masivas de la historia. Comúnmente, se le conoce como dormido. Pero según dicen las malas lenguas, podría haber despertado con el terremoto del año pasado. Mi compañero de trabajo me explicó el otro día que hay un terremoto muy fuerte, cada 150 años aproximadamente, en la zona de Tokyo. Así que el siguiente, está al caer. En Año Nuevo, nos perdimos el aviso así que mantendremos los dedos cruzados para que se retrase otros 50 años en llegar.

En cualquier caso, es estadísticamente más arriesgado ir en coche a trabajar.

Anuncios

3 Respuestas a “La Furia de la Naturaleza

  1. Todos los sitios tienen MIL peculiaridades, que no ves cuando vienes de allí 🙂 yo todavía me quedo pillada al ver el casco colgando de mi mesa en la oficina – lista para evacuar con el logo de la empresa bien en grande.

  2. Ya te has acostumbrado a los terremotos? con el miedo que les tengo y sabiendo que casi fibrilo cuando hubo uno aquí de 5,1(en lugo) no sé como haría en Japón…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s