Tanabata.

El 7 de Julio, se celebra el Japón el 七夕 (tanabata).

La mitología celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair). Son dos amantes (estrellas) separados por la vía láctea. Ese río hecho de estrellas que cruza el cielo, los mantiene alejados y sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario. Como las estrellas sólo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.

En Japón, la gente escribe deseos en papel y los cuelga del bambú. Para que se hagan realidad.

En vista a este festival, me pregunto qué pedir. Suelen decirte que tengas cuidado con aquello que deseas, pues puede convertirse en realidad. Así de irónica es la vida. Te da, te quita, te hace pensar. En lo necesario, lo prescindible, en lo que importa de verdad. En lo rápido que la alegría puede esfumarse de esos ojos que tanto quieres, sin que puedas hacer nada para tratarlo de evitar.

Así maduras. Entiendes el valor de las cosas. Aprecias lo que dejaste atrás y empiezas a entender cómo funcionan los mecanismos de decisión racional. Esos que definen el que no te arrepientas, siempre y cuando cierres los ojos para dejar que el corazón te guíe, cuando todo parece cubrirse de oscuridad.

Mañana me voy a Roma. Cruzo los dedos porque todo vaya bien y en 24h esté entre los brazos que tanto me quieren – evidentemente… Los de mi mamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s