There is no place like home.

But I often wonder, what is home for me?

Bellota, para un gran desayuno de Domingo.

Al volver de Roma, le dije a todo el mundo 「ya estoy en casa」lo que irónicamente, conllevó reacciones de todo tipo. Había quien pensaba que estaba en Estocolmo, otros que me veían aterrizada en Zaragoza o Madriz. Sin embargo, mis huesos habían dado en Daikanyama. Que en Noviembre, pasó a ser oficialmente “mi casa”. Al menos, en lo que mí respecta.

En Roma, conocí a alguien muy interesante. De esas personas que te dan en lo que pensar. Casado con una persona de su misma nacionalidad original, había residido en Japón, US y otros tantos países, hasta parar na temporada en Qatar. Para él, era evidente cuál era su origen, dónde estaba “su país” y “sus raíces”. Mientras que para sus hijos, la cosa tenía un color más especial. De dónde eres, de dónde te sientes, cuando has pasado tu infancia metido en una burbuja expat?

Esa pregunta me hago a veces. Nunca echo en falta la comida española, ni la tele, ni nada material de por allá. La familia y los amigos, evidentemente, son imposibles de reemplazar. Pero obviándolos a ellos… La cosa no pinta tan mal. Trabajos interesantes, en todas partes hay. El clima mejora, siempre que te mantengas dentro de una latitud razonable. De hambre, nadie se muere. Y de todas las culturas, hay algo bueno que copiar. Así como algo que te enseña a apreciar tus orígenes, todavía más. De ahí que se me haga tan duro el pensar en volver algún día, dudo de que me pudiera volver a acostumbrar. Porque la sociedad española a veces habla mucho y hace poco, padece envidia y critica, además de dejar mucho que desear en civismo. Pero la razón principal, creo yo, es que la burbuja expat puede ser un lugar algo aislado, pero también muy cómodo donde alojarte – siempre y cuando estés acompañado por alguien genial.

Mejor no pensar tanto y dejar la vida pasar. Igual que se me hace la boca agua cuando me ponen delante un buen cacho de jamón me sabe bueno, quizás no me fuera tan complicado… Volver a todo aquello que hace 6 años dejé atrás. De momento, mi corazón y mi vida están en Japón.

Pero nadie me quita las vacaciones, que acabo de comenzar!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s