Borta bra, men hemma bäst.

Poner un pie en Medborgarplatsen, empezar a llorar como un bebé. Supongo que son muchos años en esta ciudad, demasiados recuerdos, momentos buenos y malos, como para permanecer imperturbable. Para colmo, él no está aquí, para cogerme de la mano cuando echo a temblar de emoción. Con lo que todo se me hace más intenso, conocida mi tendencia al drama.

En sueco, existe un dicho “borta bra, men hemma bäst” que es tan simple como cierto, fuera bien pero en casa mejor. Así que a eso me remito.Estocolmo tendrá un clima de mierda, pero obviando ese detalle, lo ofrece todo, empezando por la flexibilidad laboral acompañada del balance entre lo profesional y lo personal y acabando por unos impuestos muy altos que se materializan en el bienestar social. Que es algo que no valoras como merece hasta que alguien lo pierde (porque yo, no me puedo quejar de mi vida en Japan).

Aquí os dejo unos snapshots de hoy, ayer o el día que sea. Llevo levantada dese hace 24h exactamente, ha sido un día largo aunque menos duro de lo que pueda parecer. Especialmente por tener la oportunidad de quedarme “en casa” y hacer de todo esto una experiemcia más agradable de lo normal.

Desde mi ventana

Se ve ese parque donde estiro después de correr.

Que cae junto a la plaza que más mola – Medborgarplatsen – y la calle más famosa – Götgatan.

Donde la gente cena al fresco o se empapuza a birras a palo seco.

Los barcos siguen donde los dejamos, lo mismo pasa con el enano cachas.
Con la novia del mes, en Sturehof.

Night lights, even in the sky.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s