ただいま!

Qué montaña decora el tren de vuelta a casa?

Las experiencias límite nos enseñan mucho acerca de nosotros mismos. Estás acompañado, a la vez que solo. Escuchas el latir de un corazón acelerado, mientras tu cerebro te proyecta como en tercera persona.

No soy miedosa, sólo consciente de mis posibilidades. Me gustan los retos, luchar contra mí misma. Porque a fin de cuentas, soy yo y mi circunstancia. Las comparaciones con los demás son tóxicas, pues todos empezamos en distintos puntos, así que lo único importante es avanzar en tu propio camino, sin mirar a los lados, centrado en tu destino.

Creo que todo en esta vida, es como Magnus dice que son los saltos mortales: Convencerte de que eres capaz es la premisa para conseguirlo. Supongo que es fácil vencer tus inseguridades cuando unos ojos sinceros, te dicen sin palabras que eres capaz. Supongo que es difícil expresar lo que te agradezco el enseñarme a creer en mí.

Una mirada verde de esas… Vale mil “te quiero“. Suerte la mía, de despertar frente a ella cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s